El Acné

Uno de los problemas más fastidiosos de toda persona a nivel estético es el acné. Este aparece generalmente en épocas de estrés, revoluciones hormonales, la adolescencia, etc. Generalmente terminan siendo dolorosos y muchos cometen el error de exprimirlos para quitar su contenido.
Existe un nuevo tratamiento para el acne conocido por basarse en la utilización del ácido glicólico que actúa sobre la piel regulando las emisiones y producción de grasa por parte de las glándulas sebáceas que se localizan junto al folículo piloso bajo la epidermis. De esta manera se consigue que los granos sean menores y aparezcan menos frecuentemente de manera gradual hasta desaparecer por completo.
Para poder utilizar este producto, la piel debe estar preparada anteriormente, para esto se le aconseja al paciente utilizar un producto desinfectante compuesta por una solución acuosa utilizada por la mañana y por la noche junto con un hidratante con ácido glicólico para generar acostumbramiento a la piel. Luego de 15 días de utilizar esta solución se procede a realizar un peeling. El proceso debe ser llevado a cabo por un profesional. Generalmente se requieren 10 sesiones de peeling para mantener el acné controlado realizándose estos una vez cada 15 días y cuidando la piel de la exposición al sol utilizando pantallas solares y evitando los rayos, además de continuar utilizando las cremas recomendadas.
En siguientes artículos veremos más remedios y tratamientos para el acné y como prevenirlo.

La Mesoterapia

La mesoterapia es una técnica bastante discutida y reconocida dentro del ámbito de la medicina en Europa y América del Sur. Ha sido desarrollada en Francia a mediados del siglo pasado.
Consiste en la aplicación de inyecciones con contenidos varios para generar una licuación y disminución del volumen graso subcutáneo. Su nombre deriva del mesodermo, éste es un tejido embrionario del cual derivan varias formaciones tisulares del humano, entre ellos la capa profunda de la piel conocida como dermis.
Las inyecciones pueden contener sustancias como hormonas tiroideas, destinadas a aumentar el metabolismo de las grasas y por ende el proceso de lipólisis. También se incluyen aminoácidos, vitamina y enzimas, entre otros.
Las aplicaciones se realizan de forma localizada para que la acción de estas tengan un ámbito limitado. Es decir, se utiliza para disminuir acúmulos de tejido adiposo en sectores determinados así como también para combatir la celulitis.
El tratamiento suele durar más de cuatro semanas con una aplicación por cada una. Sin embargo, la mayoría de los tratamientos suelen durar un mes y medio, luego de ello probablemente habrá que realizar retoques cada cierto ciclo de tiempo.
En cada sesión también se incluye una serie de masajes destinados a la estimulación y correcta distribución de la sustancia inyectada. Algunas veces se incluye la implementación de ultrasonidos que favorezcan a la sensibilidad de la membrana celular.

¿Qué es la lipoescultura?

La lipoescultura es un procedimiento médico profesional para moldear el cuerpo de un paciente a través de la liposucción. Ésta es una técnica utilizada para la extracción de grasa localizada en ciertas partes del cuerpo humano, es conveniente aclarar que dicho método no adelgaza sino directamente extrae tejido graso de una zona específica mediante la cirugía.
Las zonas comunes en las que se la practica son abdomen alto, abdomen bajo, cara interna y posterior de muslos, parte posterior de brazos, cintura y espalda.
Para poder someterse a una lipoescultura el paciente deberá realizarse exámenes de laboratorio, una valoración por el anestesiólogo y una serie de estudio fotográficos para evaluar la condición de la persona.
Con respecto a la anestesia, esta puede ser administrada de forma local o general, dependiendo siempre de la zona en el que se llevará a acabo la cirugía. La operación tiene una duración de dos a tres horas reloj y es de carácter ambulatoria.
El postoperatorio es una etapa importante, pues debe suministrarse antibióticos, antiinflamatorio y analgésicos. En las horas siguientes a la intervención ocurre una supuración de líquido, a veces sanguinolento, que escapa al exterior por medio de los orificios de incisión. La operación se lleva a cabo con pequeñas cánulas que están conectadas a un aparato especial que realiza la succión. Los orificios por los que ingresan al cuerpo son la única evidencia de cicatriz y son de por sí pequeños
Pasados dos o tres días el paciente deberá volver a realizarse una examinación por parte del cirujano. Además utilizará un vendaje durante las siguientes ocho semanas acompañado por terapia de masajes, drenaje linfático y evaluaciones destinadas a evitar la incorrecta cicatrización del tejido interno. Los resultados finales pueden verse a partir de los dos meses posteriores a la intervención.

¿Qué es la Cavitación estética?

La cavitación es el proceso que genera de forma repetida y controlada micro-burbujas de vacío en un líquido o fluido que provocan su propia implosión. La cavitación estética es el proceso eliminación de tejido adiposo que se consigue mediante el ultrasonido.
Gracias a esta técnica se logran romper las estructuras de los tejidos grasos que son difíciles de eliminar mediante dietas o ejercicios físicos. De esta forma la cavitación actúa sobre las zonas más difíciles de modelar y luego de pocas sesiones se pueden obtener muy buenos resultados.


La cavitación destruye las células adiposas y como consecuencia la grasa de convierte en líquido es que fácilmente eliminado a través de las vías urinarias y del sistema linfático. Por esta razón, se recomienda beber como mínimo dos litros de agua al día tanto en los días previos como en los posteriores a la realización del tratamiento debido a que es fundamental para eliminar la grasa del organismo. No hay que olvidar que se debe llevar una dieta hipocalórica para ayudar al proceso.
En cada sesión se trabaja sobre una sola zona en particular puede ser: abdomen, zona externa o interna de la pierna, glúteos, etc. El tiempo del tratamiento no supera los 35 minutos y entre cada sesión no deben transcurrir más de 72 horas, ya que este es el plazo necesario para el organismo se deshaga de los restos de grasa líquida que genera la cavitación. Como mínimo se deben practicar de 6 a 12 sesiones, esto depende de las características de cada paciente.

Medicina estética

Esta rama de la medicina conocida como medicina estética se originó en el año 1978 en Francia y reúne varias especialidades entre ellas: la cirugía plástica, dermatología, nutrición, endocrinología, flebología, medicina del deporte entre otras muchas.
Pronto se extendió hacia otros países, en un primer momento dentro del continente europeo siendo España, Bélgica e Italia los primeros destinos. Tiempo después llegó al continente americano siendo Estados Unidos el primer lugar en donde se radicó, pronto se extendió hacia México, Colombia, Argentina y Venezuela.
Tal vez la medicina antienvejecimiento es una de las ramas más conocidas de la medicina estética. Esta surgió en el año 1993 en Estados Unidos gracias a los estudios de los doctores Ronald Klatz y Robert Goldman. Se basa en la idea que los problemas que se originan debido al paso de los años tienen solución si se aplican los tratamientos médicos pertinentes de manera preventiva ya que son causados por disfunciones de los órganos que atendidas a tiempo pueden ser evitadas.
Desde que este punto de vista se extendió entre los profesionales cada vez son más los avances científicos y tecnológicos que tienen por función curar o prevenir diversas incapacidades producto de la edad avanzada.
Al retrasar los problemas propios de la edad se consigue que las personas mayores aumenten su productividad, vitalidad y autosuficiencia.

Mascarilla facial contra las impurezas

La piel es un reflejo de nuestra salud, lo ideal para cuidarla es alimentarse sanamente, pero hoy podremos ver una mascarilla casera que hará que nuestra piel no sólo se vea bien, sino que también esté saludable.
En este caso, una frutal para todo tipo de piel. Necesitamos 50 gramos de fresas, 20 gramos de yogurt y 10 gramos de harina de avena. Lo que debemos hacer es mezclar todo, de ser posible procesarlo para que sea una mezcla homogénea, aplicar sobre la piel limpia y seca, dejar actuar aproximadamente 30 minutos y retirar con abudante agua a temperatura natural.
En caso de que deseemos otro tipo de mascarilla, alguna que sea sin frutas. Podemos utilizar ingredientes como: miel de abeja y germen de trigo en iguales cantidades, mezclar, aplicar y retirar con abundante agua fría.
Una vez que hayamos terminado con la mascarilla que hayamos elegido, aplicamos una crema humectante, es mejor si tiene vitamina A.

Como cuidar la piel del sol

Cuidar la piel de la exposición a los rayos uv puede ser fácil si tenemos en cuenta que: debemos utilizar protector solar desde factor 15 en adelante y hasta pantalla o bloqueador solar. Tener en cuenta que el horario de mayor riesgo es desde las 11am hasta las 16pm, de ser necesario salir, debemos aplicarnos el protectos, vienen en diferentes presentaciones, spray, crema, repelentes y hasta cremas humectantes, que es lo ideal para mantener una piel saludable. En caso de que mojemos nuestra piel, ya sea en piletas o en el mar mismo, debemos aplicarnos el protector nuevamente.


Si lo que deseas es un bronceado perfecto y sin consecuencias, entonces lo ideal es utilizar autobronceantes y así podrás evitar la exposición al sol, lo que es muy recomendable. Recuerda que es escencial hidratarte constantemente, toma mucha agua para no perder el agua que el sol te quita y también se refleja en tu piel.