Tipos de maquillaje

El mundo del maquillaje es amplio, se puede encontrar con varios tipos de productos dependiendo del tipo de piel que uno posea y por otra parte del efecto esperado. Algunos tipos de maquillaje más comunes son:
Maquillaje ligero: posee unos efectos de hidratación muy buscados e interesantes, genera un resultado muy natural considerado bastante ‘guay’ por las más jóvenes. Es bastante recomendable para pieles grasas por sus propiedades asépticas. Además no genera obstrucción de los poros y reduce la aparición de brillos.
Maquillaje en barra: es cómodo, práctico e higiénico, pues va envasado. Por otra parte, es el más económico en el sentido que permite el empleo de la cantidad de maquillaje justa, evitando el derroche.
Es el mejor para pieles con imperfecciones, logra cubrir la piel de manera perfecta. Se aplica pasando la barra con la cara y difuminando con ayuda de los dedos desde el centro hacia la periferia.
Maquillaje en gel: tiene una cosa en contra, es algo difícil de aplicar correctamente. Es muy probable que quede formada una especie de máscara. Debe ser aplicado desde la nariz hacia las mejillas y el mentón, extendiéndose con las manos hasta cubrir toda la piel del rostro.
Maquillaje impermeable: es el mejor para disimular quemaduras, lunares, granos o pecas. Es recomendable para pieles con problemas de sensibilidad porque suelen ser hipoalergénicas y no generan daño ni irritan la piel. Como su nombre lo dice, no se marcha con el agua ni el sudor o el cambio de ropa.

Pinceles de maquillaje

La oferta de pinceles de maquillaje que existe en el mercado es muy amplia y se puede afirmar que existe uno para cada necesidad. Según lo que afirman los maquilladores profesionales son la herramienta clave a la hora de conseguir resultados buenos.
Se debe prestar especial cuidado a la hora de elegir los materiales de las cerdas, los mejores son los naturales, es decir los fabricados con pelos de animal debido a que tienen mayor densidad y suavidad. Pero la elección depende del tipo de maquillaje a utilizarse, en el caso de oleos se recomiendan los pinceles con cerdas sintéticas mientras que para los polvos los naturales.
Dentro de los más utilizados y conocidos se encuentra el que se usa para aplicar colorete que posee un tamaño mediano, para aplicar polvos se recomienda que sea grande y de forma redondeada. Para marcar el contorno de la cara es muy utilizado uno con forma de cepillo que posee forma redondeada, es pequeño y suave.
En general, no son recomendados los pinceles de grandes dimensiones debido a que no distribuyen de manera uniforme el maquillaje. Con los de puntas planas se debe tener cuidado de no dejar líneas ya que es una de las grandes desventajas que presentan.

¿Qué es la Micropigmentación?

La micropigmentación es también conocida como maquillaje permanente. Pero no significa que se realiza una vez y dura para toda la vida sino que tiene un tiempo estimado de durabilidad prolongado que generalmente ronda los cinco años, en ocasiones este período puede ser menor debido a características propias de la piel.
Antes de la aplicación se requiere de un estudio minucioso acerca de las características del paciente, entre ellas:
Prueba alérgica: este paso es de suma importancia porque de lo contrario se puede padecer severos efectos secundarios. En la mayoría de los casos esta prueba se realiza con cinco días de anticipación a la sesión de micropigmentación.
Estudio del rostro: se estudia el rostro del paciente, especialmente su anatomía. Luego con el análisis hecho se selecciona el color para hacer una prueba con maquillaje no permanente.
Sesión: se realiza la micropigmentación con los colores elegidos por el cliente.
Revisión: cuando los pigmentos aplicados son demasiado claros es necesario realizar algunos retoques al año. Esto depende especialmente de la piel de cada persona.
Retoque: luego del año de haber realizado la micropigmentación se realiza nuevas aplicaciones para devolver la intensidad a los colores. Esto es normal y se da en mayor grado en aquellas personas que se exponen a los rayos solares.

Maquillaje mineral

La tendencia a usar productos ecológicos está invadiendo poco a poco todos los aspectos de la vida y la industria del maquillaje no escapa a esta nueva moda.
El maquillaje mineral es un producto considerado “verde”, es decir ecológico, y este detalle el que le hace gozar de una alta demanda en la actualidad. Para su fabricación se utilizan productos orgánicos y naturales. Gracias a ello, los especialistas en dermatología, afirman que es posible reducir el número de reacciones alérgicas y de problemas cutáneos tales como el temido acné.
El maquillaje natural de calidad no posee ingredientes químicos y se confecciona en base a minerales. Esto asegura que es muy ligero y que permite la respiración de la piel al no contar con aceite, talco, fragancias y otros productos potencialmente irritantes y alergénicos.
Entre los minerales más utilizados se encuentran: dióxido de titanio micronizado, óxido de zinc, óxido de hierro y oxicloruro. Cada ingrediente tiene una función en particular: por ejemplo, óxido de zinc actúa como protector solar SPF 15-20, el óxido hierro brinda color y el oxicloruro es anti-inflamatorio.
Las marcas más conocidas y utilizadas a lo largo del mundo son: Bare Escentuals, Maybelline, Milani, Jane, L’Oreal, Revlon, Cover Girl y Mirage.

Maquillaje permanente

El maquillaje permanente se puede definir como un estilo de tatuaje. Básicamente es la aplicación de micropigmentos sobre la piel. La función puede ser meramente estética o correctiva en caso de querer ocultar algún defecto como por ejemplo, manchas en la piel.
Para aplicar este maquillaje existen diversas técnicas entre ellas aquellas que hacen uso de las máquinas de tatuajes tradicionales, plumas especiales o herramientas más especializadas. La función de cualquiera de estos instrumentos es depositar pigmentos debajo de la piel.
El tiempo que dura este tratamiento varía de acuerdo a quien se someta al proceso pero el intervalo más usual es de 20 minutos y dos horas. Se debe tener en cuenta que los procedimientos correctivos son los que más tiempo demoran.
Cada persona es diferente en cuanto al tiempo de recuperación pero la mayoría lo hace entre los 3 y 14 días. Durante los primeros días se pueden observar algunos efectos secundarios como hinchazón de los labios, ojos, etc. pero a medida que pasa el tiempo van desapareciendo estos síntomas.
En general, este estilo de maquillaje tiene una duración estimada de cinco años y en algunos casos es necesario realizar algunos retoques antes de esa fecha.
Una de las preguntas que más formulan quienes se van a someter a esta práctica es si es doloroso. Gracias a la utilización de cremas adormecedoras de la piel las molestias no son muchas.
Un detalle importante a verificar es que se utilicen agujas descartables y que el sitio cumpla con los requisitos necesarios para este tipo de establecimientos.