Consejos sobre cómo maquillarse

Las mujeres que comienzan a maquillarse muchas veces no tienen en claro como hacerlo, sobre todo aquellas que por alguna razón no tienen acceso a gente conocedora del tema. Muchas de ellas prefieren maquillarse siempre de la misma forma o incluso no hacerlo, lo cual las lleva al desinterés por no saber.
La mayoría de ellas se preguntan ¿como maquillarme? , pues aquí intentaremos darte algunos consejos.
En realidad el maquillaje ayuda a mejorar la apariencia y por otra parte a ayudar a la autoestima. Toda mujer puede tener una base de maquillaje, correctores de ojeras, polvos, coloretes, sombras de ojos, lápiz de labios, delineadores, brillo de labios y polvo iluminador. El punto principal radica en la base del maquillaje, ésta es la que se encarga de homogeneizar la piel de la cara, por esta razón es importante tener en claro qué tipo de piel se posee.
El corrector de ojeras existe en varios tonos, por su puesto que se rige por la misma regla anterior. El color de la piel, pues está destinado a disimular la ojera tapándola artificialmente con un color que debe asemejarse al tono propio.
Para separar los ojos es buena idea colocar polvo de maquillaje claro bien distribuido en la cara interna de la nariz lateral al lagrimal. Genera el efecto de ojos más espaciados y una mirada más abierta.
Los polvos mates se emplean para no abrumar con brillos, sobre todo en la zona T que está compuesta por la frente y la nariz.
Por otro lado las sombras de ojos ayudan a destacar la mirada, a darle fuerza e intensidad. Utilizar estas es bueno si se desea llamar la atención con la mirada.

Maquillaje para la noche

Cuando toca ir a una fiesta, graduación o evento, será necesario repasar los trucos del maquillaje nocturno o maquillaje de noche. Éste es absolutamente diferente al utilizado en horas diurnas.
Primero, siempre se debe utilizar una leche o crema con finalidad limpiadora, tónico o crema hidratante. Luego habrá que aplicar base, que debe ser de dos tonos más oscura que la piel propia y se debe extender con la ayuda de una esponja humedecida.
Seguidamente, llega el momento de cubrir las imperfecciones. Tonos claros se emplearán para resaltar, mientras que los tonos oscuros habrá que emplearlos en aquellas zonas que se desee disminuir o hundir. Deben ser difuminadas gracias a la ayuda de una base de maquillaje, esto es necesario para evitar la aparición de manchas.
Secundariamente, se deberá utilizar polvos traslúcidos sobre el cuello, rostro y escote. Las cejas pueden ser resaltadas oscureciéndolas o disimuladas realizando una decoloración.
Recordar que los colores van de la mano junto con los rasgos y tonos propios. Es decir, a mujeres morenas les sienta muy bien los marrones claros, verdes y morados. Por su parte, las mujeres rubias pueden utilizar rosados y azules. Colores del tipo melocotón o tostados llaman la atención por su naturalidad.
El delineador, por su parte, hará que la mirada quede enmarcada. La amplitud se logra alargando los rabillos.
Finalmente habrá que emplear la máscara de pestañas y el colorete que debe ir marcado sobre los pómulos y barbillas mientras que los labios permanecerán delineados.

Maquillaje natural

Lograr corregir imperfecciones generadas en la piel no es nada fácil, por lo menos sin que se note. Tal es la cuestión de la que se ocupa el maquillaje natural. Por esto, se ha de emplear tonos y colores suaves con texturas que resulten cómodas a la vista y que generen un rostro luminoso y una piel tersa y joven. Los ojos deben permanecer serenos e iluminados, las bocas sensuales y de dulce apariencia. Mejillas sonrojadas son el complemento ideal para un rostro perfecto.
Para lograrlo se debe tener en cuenta el tono de la base a utilizar, pues debe ser exactamente el mismo que el de la piel a cubrir, debe ser acabada atinado, para lograr de esta forma un look más natural y luminoso. El iluminador, claro está, resaltará las zonas que sobresalen del rostro (pómulos y barbilla), esto genera el efecto de un rostro brillante.
El colorete, en el caso de pieles morenas, debe ser neutro (es decir beige o marrón claro); si la piel, en cambio, es muy blanca entonces debe elegirse un tono rosado. Los coloretes son la mejor opción para iluminar pieles y reducir su aspecto graso. Éste se coloca en la zona alta del pómulo justo en la parte donde comienza a difuminarse hacia la sien.
Se debe también acudir a tonos claros para sombras de ojos o acabado irisado. No emplear tonos oscuros o líneas marcadas, emplear mejor el ‘eye liner’ o perfilador.
Es mejor apostar por tonos claros y luminosos tales como el beige o el rosa palo. También, emplear máscaras para pestañas en tonos marrones , grises o transparentes.
En los labios, utilizar lápiz labial en tonos rosados, marrones claros o anaranjados suaves. La idea es no generar un contraste exagerado y mantener una armonía.

Como maquillarse estilo pin-up

El maquillaje pin up está muy de moda. Para lucirlo se debe tener en primer lugar, una piel sana y sin defectos. El primer paso consiste en utilizar una base de maquillaje que sea del mismo tono de la piel o más clara, luego en los párpados se debe aplicar sombra rosa (sólo en el párpado superior), la sombra color vainilla se emplea en ambos párpados (el superior y el inferior) mientras que la sombra color café se utiliza para dibujar la línea interna que marca la separación entre los párpados.
Con la ayuda de un delineador de ojos se procede a la delineación dejando un pequeño rabillo hacia arriba. Sobre las pestañas se debe aplicar dos capas de máscara y con un lápiz blanco se marca la línea inferior e interior de las mismas. Si es posible se debe hacer uso de pestañas postizas para realzar los efectos.
Los labios deben estar pintados de color rojo y se debe aplicar rubor no muy fuerte sino de un tono más que la piel. También es importante utilizar un iluminador para aplicar en los puntos clave del rostro, con ello se evitan los signos de fatiga y se logra un efecto rejuvenecedor.

Como maquillarse estilo gótico

El maquillaje gótico no es muy complicado de realizar solo se deben seguir una serie de consejos. El primer paso es aplicar una base más clara que la propia piel, esta debe distribuirse correctamente en el rostro y se debe tener especial cuidado en la zona de la mandíbula y en la parte lateral de la cara. Una vez realizado esto se procede a la aplicación de diferentes polvos en diferentes zonas de la cara. Las cejas deben estar bien perfiladas y rellenas, esto se logra con un delineador para cejas. La sombra a aplicar en los ojos debe ser obscura como por ejemplo, tonos violetas, marrones, verdes obscuros, azules profundos, la elección depende del gusto de cada persona. Es recomendable la utilización de un pincel para dar un ángulo hacia abajo. Con la ayuda de un delineador negro se debe potenciar el efecto. Las líneas no deben difuminarse.
Tanto en las pestañas superiores como inferiores es indispensable la utilización de máscara para pestañas. En cuanto al color del lápiz labial a utilizar se recomienda un tono bien obscuro y además con la ayuda de un lápiz de color similar al de la pintura de labios dibujar el contorno de estos.

Efectos especiales para ocultar defectos en el rostro

Una herramienta sumamente útil para ocultar los defectos del rostro es sin lugar a duda, el maquillaje con efectos especiales. El primer paso consiste en conseguir un tono lo más parecido posible al color natural de la piel, de esta manera se podrá disimular fácilmente, manchas, ojeras, pliegues de expresión o bolsas. En el caso de las ojeras, es posible ocultarlas mediante un corrector claro que debe colocarse por debajo de la base de maquillaje. Cuando se trata de disimular las conocidas bolsas, se debe utilizar una base oscura y alrededor de ella aplicar un maquillaje más claro con el fin de difuminarla. En caso de poseer una nariz prominente, se debe combinar técnicas de maquillaje junto con el peinado. El cabello debe ser largo y con suave ondas, están totalmente contraindicados los rizos, el maquillaje a utilizar debe ser claro y no sólo debe aplicarse en el rostro sino que también en el cuello. En la zona de la nariz y de la frente debe utilizarse un tono un poco más obscuro.
Para disimular unas mejillas muy redondas, se debe crear una sombra utilizando maquillaje más obscuro que logre aparentar una sombra y dar más relieve a la zona de los pómulos. En caso de tener labios finos se recomienda, trazar el perfil de los mismos con un lápiz hasta el extremo de las comisuras. Esta línea debe trazarse a sólo un milímetro del contorno de los labios. Si el problema es el opuesto, es decir se posee labios prominentes entonces se debe utilizar lápiz labiales de tonos neutros y con acabados mate.