Manicura

Las uñas son un detalle muy importante que no debe pasarse por alto, en ocasiones tener las uñas dañadas pueden echar por tierra todo la imagen. Por ello, dedicar unos minutos a la manicura es fundamental.
Antes de proceder a pintarlas se debe tener realizar algunos pasos. Básicamente se trata de eliminar los restos de piel que suele invadir las uñas esto se lo puede realizar con la ayuda de una pequeña espátula y luego si es necesario se puede cortar con un cortacutícula. Posteriormente se debe emparejar las uñas, esto puede realizarse a través del limado o utilizando un cortaúñas. La elección del tipo de lima a utilizar depende del gusto de cada persona, hay quienes prefieren las descartables mientras que otras las clásicas de metal.
Será de gran utilidad usar un abrillantador y un alisador de uñas. En caso de tener uñas débiles o agrietas se recomienda utilizar pintauñas transparentes de tratamiento. No hay que olvidar que el cuidado de las cutículas también es importante y nutrirlas con aceites es ideal para mantenerlas hidratas. En cuanto al pintauñas el color a elegir depende de cada persona. Pero se debe tener en cuenta que el cuidado de las manos es importantísimo porque si no se las tiene en condiciones de nada servirá tener unas uñas bien cuidadas.

Blanqueamiento dental casero

Los dientes pueden tornarse amarillentos con el tiepo o mancharse por el café, el cigarrillo y otros factores. Esto puede causarte complejos haciéndote ocultar los dientes, no mostrarlos al hablar o al sonreír no es algo que pase desapercibido, te notarán diferente. Lo que necesitas es un blanqueamiento dental.
Es sabido que estos tratamientos en consultorios son costosos, pero aquí podrás aprender a realizar uno de forma rápida, económica y desde la comodidad de tu propia casa.

Lo que encesitas es: dentifrico (el que utilizas normalmente), agua oxigenada de 10 volúmenes y bicarbonato de sodio (el que utilizas en la cocina sirve perfectamente y un recipiente pequeño con tapa, para colocar ahí la mezcla que realizaremos.
Esta mezcla debe aplicarse tres veces al día, por lo que debes calcular la cantidad de dentífrico que utilizas en tres veces, poner esto en nuestro recipiente. Lo siguiente es aplicar una cucharadita de bicarbonato de sodio y por último unas gotas de agua oxigenada, no olvidemos este ingrediente, ya que es lo que estará activando al bicarbonato de sodio para poder blanquear los dientes. Mezclamos los ingredientes hasta crear una pasta homogenea tapamos nuestro recipiente, la mezcla está lista para ser utilizada.
Es importante que esta mezcla no sea utilizada más de tres veces al día, ya que puede dañar el esmalte de nuestros dientes.